Cómo funciona una patente: Caso Thermomix

Cómo funciona una patente: Caso Thermomix

La importancia de patentar su invención, en la actualidad, es la delgada línea que separa el perder tu creación o sacarle el máximo provecho. Primero, debemos entender que la patente es un derecho exclusivo que concede el Estado para la protección de una innovación, la que proporciona derechos exclusivos que permitirán utilizar y explotar su invención e impedir que terceros la utilicen sin su consentimiento.

Desde otra perspectiva, si el inventor opta por no explotar la patente, puede venderla o ceder los derechos a otra empresa para que la comercialice bajo licencia. Por lo tanto, las patentes, también conocidas con el nombre de patentes de invención, son el medio más generalizado que existe para proteger los derechos de los inventores.

Ahora, ¿qué sucede cuando tu invención es replicada por otros? Este es el caso del grupo alemán Vorwerk y su demanda a Lidl con su robot de cocina Monsieur Cuisine el cual vulnera su patente de la conocida máquina de cocina, la Thermomix. Como ya sabemos al otorgar un derecho exclusivo, la patente se convierte en un incentivo en la medida en que ofrece al inventor reconocimiento por su actividad creativa y retribución material por su innovación comercial. En este caso Vorwerk, basado en lo mencionado, reclama a Lidl una indemnización por daños y perjuicios del 10% sobre el importe bruto de la cifra de ventas de Monsieur Cuisine.

En este caso el juez deberá decidir si Monsieur Cuisine vulnera la patente que Vorwerk posee sobre la Thermomix y que está vigente tanto en España como en Europa. El robot de Lidl cuesta casi tres veces menos que la Thermomix y sus prestaciones son similares. Por su parte los supermercados Lidl, además de negar que Monsieur Cuisine infringe la patente de Vorwerk sobre la Thermomix, han reaccionado con una demanda contra el grupo alemán. El cruce de demandas responde al alegato de Lidl de que su robot de cocina no sólo no vulnera la patente, además Lidl reclama anular la patente de Vorwerk sobre la Thermomix por falta de novedad, actividad inventiva y por adición de materia.

En contrapartida a la obtención de derechos exclusivos, el inventor no tiene la obligación de divulgar al público la invención patentada, sin embargo, la patente se vuelve pública al cumplir con el principio de publicidad, en el caso de Ecuador, en la Gaceta de Propiedad Intelectual generada por el SENADI. Es así que, terceros pueden beneficiarse de los nuevos conocimientos y contribuir al desarrollo tecnológico. Sin embargo, muchos de estos inventos recaen en demandas por violación a derechos de autor. Por eso, no es raro el mencionar que no es la primera vez que la patente de Thermomix acaba en un litigio en los juzgados mercantiles. En el año 2013 el Tribunal Supremo concluyó que el robot de cocina de la española Taurus no infringía los derechos de la patente de la Thermomix de Vorwerk. 

En conclusión, al patentar una innovación existen muchos beneficios financieros derivados de la explotación de la patente y la revelación de las invenciones resultantes para su difusión. Esto puede promover la innovación y elevar el nivel técnico de la industria de un país, con beneficios evidentes para su comercio, no obstante, el patentar una innovación también implica un cuidado minucioso de tu invención y de los lugares a los que llega tu protección.

Bibliografía

ElDiario. (09 de Noviembre de 2020). El juicio de la Thermomix: una empresa alemana y Lidl se cruzan demandas sobre las patentes de sus robots de cocina. Obtenido de https://www.eldiario.es/catalunya/juicio-thermomix-empresa-cocina-alemana-lidl-cruzan-demandas-patentes-maquinas_1_6397748.html

NIUS. (10 de Noviembre de 2020). Thermomix lleva a juicio a Lidl por la patente del robot de cocina. Obtenido de https://www.niusdiario.es/nacional/tribunales/juicio-patente-robot-cocina-thermomix-lidl-monsieur-cuisine-connect_18_3041070024.html

SENADI. (s.f.). PATENTES. Obtenido de https://www.derechosintelectuales.gob.ec/patentes-2/

Los Derechos de Autor y el Cómic

Los noventa fueron una mala década para la industria del cómic, a pesar de que en 1993 el mercado especulativo realmente despegó

Hablemos de PI Capítulo 1

En este capítulo, Luzuriaga & Castro Abogados de la mano de José Martín Rivera, nos habla de las infracciones en contra de

error

Comparte nuestro contenido