Piratería y protección 4.0

Piratería y protección 4.0

El perfil del consumidor de material pirata ya no es el de una persona que acumula copias en formatos físicos, sino que ha variado hacia el de un usuario/consumidor que encuentra en la colectividad los accesos gratuitos a los materiales que desea para utilizarlos de forma inmediata. La búsqueda de estos materiales se traduce en actividad web, la cual, mantiene una relación directa con la construcción de información, la creación de contenido educativo y la producción de entretenimiento. Desde este contexto, es comprensible que las empresas apuesten por mejorar sus servicios online, las redes sociales incrementen su seguridad tanto en contenido como en ventas y las páginas de stream solucionen dilemas que hace años llevan pidiendo un cambio, sin embargo, al paso que evoluciona la protección, la piratería también cambia y encuentra modos de colarse en el cotidiano.

Todos los cambios generados este 2020 deconstruyeron la realidad de las personas, dando luz a problemáticas que fueron ignoradas por mucho tiempo. La venta de productos piratas en redes sociales es un problema que se duplico a lo largo del año, la misma, afecta a creadores de contenido, empresas y algunos medios sociales. Para reducir esta problemática social los ecommerce y redes de consumo sugieren al consumidor.

  • Mantener la privacidad y seguridad de tu información. La mayoría de Ecommerce a la hora de registrarse, solamente piden un email y una password. Si realiza la compra de un producto, pedirán añadir una dirección a su agenda de dirección. Sin embargo, muchos de estos servicios, si son seguros, optan por ofrecer los datos del vendedor para realizar la transacción.
  • Seguridad de productos, a través de las recomendaciones y calificaciones a los bienes, los productos que tengan una baja calificación son menos recomendados dentro del algoritmo de la app.  Esta acción busca eliminar tanto productos inseguros o falsos dentro del mercado on-line, además, existe la posibilidad de generar una orden de prohibición de venta fuera de línea o de retirada del mercado tradicional.

A pesar de haber tomado estas acciones para el beneficio del consumidor, aún existen muchos problemas de piratería en las tiendas online, tal es el caso de los productos de belleza falsificado en Instagram o el robo de contenido en Facebook, donde se promete un producto con imagen oficial, con un costo reducido y que no representa lo que se ofrece.   

Es por esta situación que cabe tener en cuenta el papel de las redes sociales en la difusión y extensión de contenidos pirateados. Una vez más, la pertenencia a una colectividad, sin demasiadas normas ni convenciones, facilita el acceso, por el cierre de una página de comercio ilícito, en redes sociales, se abren tres más.  Es imprescindible entender que la generación digital es una comunidad liquida que busca disfrutar de las cosas de forma inmediata y en comunidad.

El mundo digital es esencialmente dinámico, y la normativa sigue los cambios tecnológicos. Es un mundo que no conoce fronteras, ni limitaciones de formato o de idioma, cualquier usuario puede saltar fronteras a través de un enlace.

Frente a esta situación, Nigel Cory, analista de Política Comercial del Information Technology and Innovation Foundation (ITIF) expresa que los acuerdos voluntarios entre los diferentes actores (titulares de derechos, prestadores de acceso, responsables de publicidad o registradores de dominios) y la autorregulación, podrían ser un importante complemento a los esfuerzos, tanto en materia legislativa como de otra índole, realizados por los gobiernos.

Bajo esta premisa, varias empresas crean sus propias organizaciones que defienden los derechos de sus obras y que a la par permiten el compartir varios beneficios para el usuario. El ejemplo práctico es, Alliance for Creativity and Entertainment compuesto por: Paramount Pictures, Sony Pictures, Universal Pictures, Walt Disney Studios, Warner Bros, Netflix y Apple. Las cuales buscan, en su mayoría, compartir paquetes de información sobre la protección de sus obras, investigaciones sobre servicios streaming y programación.

La unión de empresas (sector privado) para luchar contra el contenido pirata, y a la par evolucionar sus formatos y formas de proporcionar servicios y productos, ha generado una realidad compleja donde, los usuarios, no tiene claro los límites entre piratería y consumo legal. Por esta razón, los distribuidores de contenidos lo tendrán difícil con las nuevas generaciones que no perciben la piratería como un delito, sino más bien como un derecho al libre acceso o una forma de permanecer al margen de un sistema de cuotas que consideran una imposición injusta.

Un camino para romper este limitante puede encontrarse en la línea límite entre contenido propio y contenido robado. La relación entre influencer/streamer y empresas puede ser un pequeño aporte para impulsar la lucha contra la piratería. La concientización en base a la represión o castigo no es un camino por el cual las nuevas comunidades virtuales interpreten una necesidad de cambio. El implementar transformaciones en la construcción de la relación consumidor/empresa, en base a mensajes positivos y que identifiquen la imagen del consumidor desde el personaje público, puede ser un paso más a la hora de llevar a cabo la lucha contra la piratería.

Desde otra perspectiva, la colaboración entre los distintos sectores de la economía digital puede servir para desestabilizar la parte de la ecuación correspondiente al suministro de piratería digital y lograr así que el funcionamiento de los operadores ilícitos resulte más difícil y costoso, es decir, la coordinación sector público y sector privado pueden evitar que páginas web piratas con fines comerciales operen a gran escala como si fueran empresas legitimas.

Es así que, como lo expresa Beatriz Sánchez, directora de los Servicios Jurídicos de Promusicae, para lograr resultados en la lucha contra la piratería es necesaria la coordinación de medidas como campañas de concienciación junto a acciones judiciales y acuerdos de autorregulación.

Bibliografía

Alemani, L. (19 de Marzo de 2020). El mundo. Obtenido de La piratería repunta en internet con el confinamiento del coronavirus: https://www.elmundo.es/cultura/2020/03/19/5e735dcd21efa0bb5b8b45cc.html

Moreno, V. (28 de Octubre de 2020). Los acuerdos de autorregulación, una herramienta clave en la lucha contra la piratería digital. Obtenido de Expansión.com: https://www.expansion.com/juridico/actualidad-tendencias/2020/10/28/5f9966dae5fdea1c668b4630.html

OBS. (s.f.). OBS Business School. Obtenido de Informe de «Piratería Digital»: https://obsbusiness.school/es/blog-investigacion/propiedad-intelectual/obs-presenta-el-informe-de-pirateria-digital

SatCesc. (12 de Octubre de 2020). SatCesc. Obtenido de Apple se une a la coalición para ayudar a combatir la piratería: https://satcesc.com/2020/10/12/apple-se-une-con-la-industria-para-combatir-la-pirateria-audivisual/

Los Derechos de Autor y el Cómic

Los noventa fueron una mala década para la industria del cómic, a pesar de que en 1993 el mercado especulativo realmente despegó

Hablemos de PI Capítulo 1

En este capítulo, Luzuriaga & Castro Abogados de la mano de José Martín Rivera, nos habla de las infracciones en contra de

error

Comparte nuestro contenido