Tecnologías, patentes y pactos

Tecnologías, patentes y pactos

Una nueva semana y les traemos interesantes noticias sobre el desarrollo y la creación de patentes en el mundo de la propiedad intelectual. Aquí te hablamos de la nueva patente de Valve, el pacto de la OMC y el caso de ForceFeedBack.

Algunas de estas notas son muy interesantes y otras de seguro revolucionaran el cotidiano, te traemos una mirada distinta de nuestra sociedad desde las patentes. Te recordamos que puedes revisar aquí nuestras notas de la semana pasada.

La nueva patente de Valve

Una nueva patente presentada en la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los Estados Unidos por Valve Corporation revela un resumen y planos de un rumoreado nuevo dispositivo de realidad virtual similar a Meta Quest y Quest 2.

La patente se presentó en diciembre de 2021 y se publicó el 16 de junio de 2022. El documento de 53 páginas incluye un resumen que describe el producto físico e imágenes de los componentes del dispositivo. El producto no tiene nombre, pero tiene el título de «Pantalla montada en la cabeza».

Al igual que con la mayoría de las patentes, el resumen sirve más como un modelo escrito que como una descripción del producto en sí, pero las imágenes podrían insinuar cómo se vería un posible nuevo dispositivo de Realidad Virtual de Valve.

Como informó IGN en 2021, el YouTuber Brad Lynch (SadlyItsBradley) encontró varias referencias a un dispositivo con el nombre en clave «Deckard» dentro del código SteamVR de Valve. Lynch señaló que la información que encontró indica que existen múltiples iteraciones de los dispositivos, incluida una versión de «prueba de concepto», que se actualizó por última vez en junio.

Ars Technica había confirmado esos detalles como un hecho, pero solo en términos de productos que Valve estaba fabricando actualmente desde su sede, y añadió que estos productos no siempre obtienen un lanzamiento comercial.

La OMC pacta levantar las patentes de vacunas anticovid

La decisión de los miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) de suspender temporalmente las patentes de las vacunas anticovid es un acto simbólico cuyo alcance real es desconocido.

Así lo indican algunas voces reconocidas que han analizado este pacto sin precedentes que permite a los países en vías de desarrollo fabricar durante cinco años las vacunas contra el coronavirus, sin pagar regalías.

Ello incluye la tecnología del ARN mensajero, una novedad científica que propulsó los tratamientos contra la pandemia. Los países que lo deseen podrán utilizar ese método sin tener que contar con la autorización del laboratorio que lo descubrió, como reclamaban organizaciones no gubernamentales y potencias regionales como Sudáfrica o India.

No en vano, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque el 60% de la población mundial ha recibido dos dosis de vacuna anticovid, la situación es muy desigual. En Nigeria solamente ha sido vacunada el 8% de la población, menos del 5% en Camerún, el 17% en Libia.

El statu quo actual equivale a un sistema de apartheid vacunatorio, según Tendayi Achiume, relatora especial de la ONU sobre discriminaciones. Es la primera vez que se adopta un suspensión de patentes en el seno de la OMC.

¿Demasiado tarde?

En 2001, la organización votó la creación de un mecanismo de licencia obligatoria sobre los tratamientos de triterapia contra el VIH, es decir, la autorización para los países en desarrollo de utilizar o reproducir esas fórmulas farmacéuticas, aun sin el acuerdo de sus creadores.

Eso permitió disminuir el precio de los tratamientos, aunque los laboratorios mostraron su descontento.

Este nuevo acuerdo supone un paso hacia adelante respecto a las licencias obligatorias que se crearon jurídicamente en 2001, explica François Pochart, del gabinete August Debouzy.

Los Estados pueden decidir por si mismos, sin tener que hacer una demanda. La verdadera novedad es que la derogación permite también al país que va a producir la vacuna exportar a otros mercados, hacia otro miembro que sea admisible, y no solamente para su propio país, explica.

El curioso caso de ForceFeedBack

Hace cosa de tres años expiraba una de las patentes más importantes que ha retenido a muchas pequeñas empresas de hacer hardware para la simulación automovilística. Es un dato relativamente desconocido y algo que no ha trascendido, pero muchos se han visto afectados por esto sin saberlo.

En 2000 y 2001, una compañía llamada Immersion Corp rellenaba dos patentes extendiendo una de 1998 relativas a dispositivos ópticos, que siendo el sistema de patentes podían extrapolarse a cualquier cosa. Lo interesante es que en el mercado ya había algunos dispositivos con vibración originada en un PC, e incluso Sony, que ya había licenciado una tecnología similar de Logitech en 1998 ya había sacado su Dual Shock.

Inmersión demandó a Microsoft y Sony, pero antes de llegar a cosas mayores, Microsoft compró un 10% de Inmersión y el tema para ellos terminó ahí. Sony sin embargo se enfrasco en una guerra legal de un lustro que dio como resultado una multa de casi 100 millones de dólares debido a los diferentes Dual Shock. Sony decidió entonces llegar a un acuerdo con Inmersión para poder usar sus tecnologías a partir de entonces y eso es lo que nos ha permitido tener FFB en nuestros pads hasta ahora.

Inmersión ha estado beneficiándose de todos los volantes y bases que utilizan las siglas FFB y posee esta especie de tecnología háptica. En los libretos de instrucciones de Logitech o Thrustmaster es bastante sencillo encontrar una nota respecto a lo que esta licenciado.

Las tres patentes aparecen ahora como expiradas, por lo que entiendo que tanto las siglas como la simulación háptica de un software a un motor es posible hacerse sin tener que pagar a esta empresa.

error

Comparte nuestro contenido

Scroll to Top