Demandas, luchas y problemas por patentes de la actualidad.

Demandas y luchas por patentes

Una nueva semana para el desarrollo de la propiedad intelectual y ahora te presentamos demandas y luchas por patentes que podrían cambiar nuestro cotidiano, algunas de estas notas son interesantes y otras muy curiosas, aquí te presentamos una mirada desde las patentes de nuestra sociedad. Aquí puedes revisar nuestras noticias de la semana anterior.

La empresa Epic Games es denunciada por infringir patentes

El departamento legal de Epic Games tiene ante sí un nuevo reto, ya que los creadores de Fortnite han recibido una nueva demanda, esta vez por supuestamente copiar un sistema patentando con las opciones de mensajería y comunicación de su battle royale.

Según comparten en la red IngenioShare afirma que Epic Games ha infringido una patente suya al utilizar tecnología propiedad de sus compañías afiliadas. El sistema de mensajes de Fortnite permite comunicarse entre jugadores y ofreciendo acceso, sin tener que compartir información personal. Esto es lo que IngenioShare afirma que patentó una década antes incluso de que se creara Fortnite.

Al haber usado su tecnología patentada, la compañía ha presentado una demanda ante el tribunal de Texas. Además IngenioShare afirma que:

Hemos tratado de llegar a un acuerdo con Epic Games en repetidas ocasiones (Noviembre de 2018, octubre de 2019 y enero de 2020)

Pero al no haber llegado a buen puerto las conversaciones, han presentado la denuncia.

Según IngenioShare los inventores reconocieron la necesidad de una forma de comunicación electrónica más fácil, protegida y/o segura usando varios modos». Además sus «innovaciones permiten a los jugadores comunicarse fácilmente, de forma privada y sgura, y en tiempo real, mientras mantiene sus datos en privado».

Además hace ya unos meses IngenioShare compartió que Apex Legends también estaría haciendo lo mismo, afirmando que el juego de Respawn usa su software IpVenture para su tecnología de comunicación.

En resumidas cuentas, un tema complejo que probablemente se acabe saldando con un millonario pago. Sin embargo Epic Games no es de las compañías que dan su brazo a torcer fácilmente, por lo que podemos esperar meses de litigios con IngenioShare. Epic, por su parte, no ha hecho declaraciones sobre este problema. Por supuesto, seguiremos de cerca la evolución del caso, y os mantendremos informados.

La disputa entre Bimbo y Dulcesol

En junio de 2018, la empresa valenciana Hijos de Antonio Juan SL solicitó ante la EUIPO el registro como marca de la Unión, para varios productos alimenticios, bajo el signo denominativo Donas Dulcesol. 

La lista, exhaustiva, se extiende a: sopas; consomés; caldos; crema a base de verduras, hortalizas y legumbres; extractos para sopas; preparados para hacer sopas; puré de verduras; puré de patatas; puré de frutas; carne; pescado; carne de ave; carne de caza; extractos de carne; frutas y verduras, hortalizas y legumbres en conserva, congeladas, secas y cocidas; jaleas; confituras; compotas; huevos; leche; productos lácteos; aceites comestibles; grasas comestibles; café; té; cacao; sucedáneos del café; arroz; tapioca; sagú; pan; productos de pastelería y confitería; bollería; bizcochos; brioches; tartas; barras de cereales; harinas; preparaciones a base de cereales; helados; miel; jarabe de melaza; levadura; polvos para hornear; sal; mostaza; vinagre; salsas; condimentos; especias; hielo.

Tres meses después, Bimbo Donuts Iberia SA, con sede en Madrid entonces denominada Bakery Donuts Iberia, SA, se opuso al registro respecto de todos los productos mencionados, basándose en la marca española denominativa anterior Donas. Ésta designa, entre otros, los siguientes productos alimenticios: purés y legumbres secas; productos de panificación, harinas, cereales, sémolas y tapiocas comprendidos en esta clase, almidón para usos alimenticios, malta comprendida en esta clase, pastas alimenticias, arroz y levaduras.

Uso de la marca ‘Donas’

En enero de 2020, la EUIPO desestimó la oposición en su totalidad, por considerar que Bimbo Donuts Iberia no había demostrado el uso efectivo de la marca anterior, Donas, para designar los productos en que se basaba la oposición. 

La sociedad madrileña recurrió ante la propia EUIPO, la cual desestimó el recurso en septiembre de 2020 confirmando que no se había aportado prueba del uso efectivo de la marca Donas para los productos respecto de los que se había solicitado el registro. Aunque reconoció que se había demostrado el uso efectivo de dicha marca para piezas esponjosas de repostería con forma de bolas, glaseadas o cubiertas de chocolate, la EUIPO desestimó las alegaciones de Bimbo Donuts Iberia dirigidas a que se incluyera dicho producto en las categorías productos de panificación y pastas alimenticias amparadas por la marca anterior Donas. 

La EUIPO señaló que los productos de panificación designan, bien pan común, bien pan especial, y que existe una clara distinción entre dichos productos y los productos de bollería o pastelería, pese a que se fabriquen de forma similar. Además, indicó que los productos de pan o de panificación y los productos de pastelería son distintos, pues estos últimos están clasificados bajo el título específico de «productos de pastelería», claramente distinguible del título «pan». Por su parte, las «pastas alimenticias» se refieren a los conocidos productos de la cocina italiana tales como espagueti, tagliatelle, penne y farfalle, y no comprenden los productos para los que se había usado la marca anterior Donas. El juicio quedará visto para sentencia. 

Guerra de patentes del MWC

Competencia desleal, publicidad ilícita y especialmente la violación de patentes y de la propiedad intelectual e industrial. Esta es la guerra judicial a la que se pueden enfrentar las compañías asistentes al Mobile World Congress (MWC), el mayor evento tecnológico del mundo.

Sin embargo, este año no tendrá la presencia de las grandes marcas del sector, que han preferido salvaguardar a sus empleados y directivos antes que aterrizar en Barcelona. El MWC reabre sus puertas en L’Hospitalet (Barcelona) tras la cancelación del pasado año por el coronavirus y volverá a cerrarlas el 1 de julio.

El MWC tiene diversas caras. Las amables, centradas en el negocio y el sector, propiamente dicho. Pero existe una cara oscura del caso: la guerra judicial.  Este evento sí cuenta con pymes tecnológicas y algunas grandes empresas, que pelearán por sus patentes y propiedad industrial en los tribunales.

Acelerar los tiempos para evitar perjuicios

Por estos motivos y dada la avalancha de denuncias en 2014, los juzgados mercantiles de Cataluña vuelven a unirse para establecer un protocolo de actuación. Por tercer año, además, se suman los juzgados de Alicante. En apenas cuatro días los jueces tendrán que tomar declaraciones y decidir si se adoptan medidas cautelares, así como ordenar la retirada de productos.

Por ello y ante la lentitud judicial, estos juzgados trabajan para evitar que las empresas que han violado alguna ley puedan exponer sus innovaciones en el MWC 2021. El tiempo aquí es crucial para las empresas perjudicadas.

De esta forma y para evitar los precedentes de años anteriores, estos juzgados tratarán “en la medida de lo posible” adoptar medidas cautelares escuchando a la parte demandada y, al mismo tiempo, adoptará medidas efectivas en caso de que los demandantes tengan razón. Por estos motivos, habrá un servicio de guardia y de actuación rápida, pero con condiciones. Además, se dará preferencia a las comparecencias telemáticas.

Así, se dará entrada urgente y prioritaria a las peticiones de diligencias preliminares o de comprobación de hechos siempre y cuando se pudieran ver afectadas las patentes e innovaciones tecnológicas, así como diseños industriales, que se presenten durante el MWC 2021. En la misma línea se actuará si existiera infracción de marcas y de derechos de propiedad intelectual; defensa de la competencia y actos de competencia desleal o de publicidad ilícita expuestos en este evento tecnológico. Una vez registradas, el juzgado se ha dado el plazo de 48 horas para resolver la disputa.

CLAVES PARA EL MWC 2021

Si el conflicto se refiere a la propiedad industrial o intelectual con otra compañía y ante el temor razonable de ser objeto de una solicitud de medidas cautelares sin audiencia, los juzgados tardarán tan sólo 24 horas en resolver el asunto. Además, los jueces tratarán de preservar la confidencialidad de la información en su sentencias, para evitar vulnerar secretos empresariales o información sensible de las partes.

El Tribunal Mercantil de Barcelona se encargará de ejecutar de forma inmediata las medidas cautelares urgentes. Pero no las adoptará de forma exclusiva, sino que esperará a los dictámenes del Tribunal de Marcas de la Unión Europea de Alicante. La unidad especializada en tecnología e informática de los Mossos d’Esquadra ejecutaría la retirada del material que incumple la legalidad vigente.

error

Comparte nuestro contenido

Ir arriba