Las Pymes y la protección de variedades vegetales

Las Pymes y la protección de variedades vegetales

El fitomejoramiento da origen a variedades vegetales nuevas y mejoradas que constituyen un medio importante y sostenible para lograr la seguridad alimentaria en el contexto del crecimiento demográfico y el cambio climático.

Las obtenciones que están adaptadas al entorno en el que se cultivan permiten aumentar la oferta de alimentos sanos, sabrosos y nutritivos, generando al mismo tiempo la posibilidad de ingresos para los agricultores. 

Las obtenciones vegetales sirven también para desarrollar la agricultura urbana y el cultivo de plantas ornamentales, arbustos y árboles que contribuyen a mejorar la vida de las personas en un entorno urbano en expansión.

Para llevar a buen puerto el fitomejoramiento, es necesario poseer una gran habilidad y conocimientos; el proceso de introducción de una obtención vegetal en el mercado puede durar hasta 15 años. 

No todas las obtenciones vegetales producen el resultado deseado, a pesar de que, durante el proceso, las mejores candidatas se seleccionan de entre miles de individuos. 

El sistema de UPOV

La Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV) es una organización intergubernamental con sede en Ginebra (Suiza).

La UPOV fue creada por el Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales. El Convenio fue adoptado en París en 1961, y fue revisado en 1972, 1978 y 1991.

La misión de la UPOV es proporcionar y fomentar un sistema eficaz para la protección de las variedades vegetales, con miras al desarrollo de nuevas variedades vegetales para beneficio de la sociedad.

El sistema de la UPOV se adapta a las pymes

El sistema de la UPOV fue creado específicamente para atender a las necesidades particulares de los obtentores, y se adapta bien a las pymes.

  • Ingresar al sector del fitomejoramiento: La “excepción del obtentor” desempeña un papel fundamental para las pymes, pues permite a los obtentores utilizar para actividades ulteriores de fitomejoramiento las variedades protegidas, reduciendo de esa manera las “barreras al ingreso” para las pymes que desean iniciar una actividad comercial de fitomejoramiento.
  • Un sistema de aplicación simple y armonizado: La UPOV ha creado formularios tipo de solicitud, lo cual significa que la información que se pide en los formularios de protección de las obtenciones vegetales es muy similar en todos los miembros de la UPOV. Entre las ventajas particulares para las pymes figura la posibilidad de encontrar en un único lugar todos los trámites de solicitud de protección correspondientes a cada oficina, la posibilidad de leer los formularios de solicitud en el idioma que se prefiera y la traducción a esos idiomas de las respuestas predefinidas.
  • Un sistema costoeficaz de examen de variedades: La UPOV ha logrado un alto grado de armonización en el examen de las solicitudes de protección de obtenciones vegetales. Ello facilita la cooperación y reduce el tiempo y los costos para los solicitantes. Por ejemplo, en cuanto un miembro de la UPOV ha examinado una variedad, el resultado puede ser utilizado por la administración de otro miembro.
  • Oportunidades de concesión de licencia: Una vez obtenida la protección para una obtención vegetal, un obtentor puede elaborar una estrategia de concesión de licencias para la producción y comercialización de sus variedades, con alcance local e internacional.
  • Alianzas: La protección de las obtenciones vegetales permite a los obtentores entablar alianzas para alcanzar objetivos comunes. Por ejemplo, un obtentor podrá poseer experiencia y conocimientos especializados en investigación, pero no contar con la infraestructura o la experiencia necesarias para llevar a buen puerto la producción y la comercialización. En una situación de esa índole, los agricultores y las asociaciones de cultivadores, de quienes producen o tratan semillas, en la industria molinera, pueden aunar fuerzas para dar asistencia en la financiación de un programa de fitomejoramiento y permitir la reproducción y la comercialización de las variedades resultantes. Podrá compartirse la propiedad de distintas maneras, en función de la contribución de cada parte.

Recuerda que la eficacia del sistema de la UPOV de protección de las variedades vegetales ha dado lugar a una gran diversidad en el fitomejoramiento, en lo que se refiere tanto a las especies en las cuales los obtentores han solicitado protección para las obtenciones como a los propios obtentores. Una abrumadora mayoría de obtentores que utilizan el sistema de protección de variedades vegetales está constituida por pymes, y abarca a personas como agricultores e investigadores, institutos del sector público y empresas del sector privado.

error

Comparte nuestro contenido