Los primeros casos de denuncia por derechos de autor

Autores que buscaron defender sus Derechos de Autor

El plagio y su influencia en los derechos de autor

El plagio es desde el punto de vista legal una infracción al derecho de autor sobre una obra artística o intelectual de cualquier tipo, en el que se incurre cuando se presenta una obra ajena como propia. 

Así pues, una persona comete plagio si llega a copiar o imitar algo que no le pertenece o busca pasar por su autor.  

En el caso de documentos de carácter escrito, se tipifica este delito cuando se incluye una idea, texto, imagen o diseño de otro autor, sin anunciarlo expresamente, sin usar comillas y sin citar la fuente o autor original. 

En la actualidad, el plagio resulta más rápido y sencillo, sin embargo, esta práctica es muy antigua como las primeras letras grabadas en una tablilla o escritos sobre un papiro. A pesar de todo, y antes de la creación de la imprenta de Gutenberg, copiar las creaciones literarias de otros no era mal visto.

Los primeros casos de denuncia por Derechos de Autor

Macrobio, escritor romano, expresa que: “el fruto de la lectura es emular lo que uno encuentra bueno en los demás, y tras adaptarlo adecuadamente, convierte lo que uno admira más en los demás en algo para el uso propio”.  

A pesar de que dicha frase se puede malinterpretar, es necesario mencionar que desde el momento en el que los autores empezaron a firmar sus obras, el sentido de la propiedad intelectual empezó a tomar fuerza en el imaginario colectivo.  

Desde esta perspectiva, existen dos corrientes que hablan del primer autor que denunció el plagio de su obra. 

La primera habla de Teognis de Megara quien, cinco siglos antes de Cristo, se percató de que su trabajo podía ser copiado o falsificado e ideó un sistema para controlar la difusión de sus poemas mediante el uso de un sello para que no pase inadvertido si alguien los roba, así lo indica Kevin Perromat en su tesis dedicada al plagio leída en la Sorbona de París.

La segunda presenta el caso de Marcial, nacido cerca de Calatayud y autor de los famosos epigramas quien levantó la voz públicamente para denunciar el plagio de sus obras.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 602d76cc7762b.r_d.1258-912-3768.jpeg
Los Epigramas de Marcial, editado en 1490 en Milán por Udalricus Scinzenzeler Archivo Gobierno de Aragón

Instalado en la Roma del primer siglo después de Cristo, era un autor que le daba vueltas y vueltas a sus escritos hasta encontrar las palabras precisas. “No improvisaba, sino que aplicaba asiduamente la lima y temía el juicio del público. En un poemita presenta a su primer libro que quiere escaparse de casa para no sufrir las torturas del perfeccionamiento de su patrón”, indica José Guillén en su libro ‘Epigramas de Marco Valerio Marcial”

El resultado del trabajo de Marcial lo llevó a adquirir fama por todo el Imperio, esto provocó que su obra sea copiada por otros poetas menos doctos, cansado de que sus poemas fueran recompensados en voces ajenas, escribió un célebre epigrama dedicado a una de las personas que lo plagiaron.

Fidentino: «Corre el rumor de que tú, Fidentino, lees mis versos al público como si fueran tuyos. Si quieres que se diga que son míos, te enviaré gratis los poemas; si quieres que se diga que son tuyos, cómpralos.» De esta forma, el autor le daba valor a su obra. 

Las constantes apropiaciones indebidas de sus epigramas llevaron a Marcial a denunciar la situación escribiendo otros textos, como: “¿Por qué mezclas, necio, tus versos con los míos? O ¿Por qué quieres reunir en un rebaño a las zorras con los leones y hacer a las lechuzas semejantes a las águilas?”. 

Para concluir, a Marcial se le atribuye el nombre que se utiliza actualmente para describir esta mala praxis entre escritores. Plagio proviene del latín plagiarius, nombre que designaba el robo de personas y que él utilizó para denunciar el robo de sus escritos. 

Recuerda que si tienes alguna duda con respecto a la protección de tu escrito en Ecuador, puedes contactarnos para recibir asistencia e información para defender tu creación. 

error

Comparte nuestro contenido

Scroll to Top